miércoles, 27 de febrero de 2013

domingo, 24 de febrero de 2013

Duermevela

Más allá de que procede de "dormir" y "velar", lo cual no resulta difícil colegir, las definiciones que la RAE propone de este término son bastante sosas (o sea, carecen de gracia y viveza), por decir lo menos.

"Duermevela" resuena a oxímoron, a estar en dos lugares al mismo tiempo, a no saber si la palabra nos gusta o nos parece horrible, como a mi amigo Horacio, a quien va dedicado este textito.


A mí "duermevela" me encanta. Me sabe a oportunidad, a indefinición, a espacio. A la posibilidad de un encuentro continuado -ya va por los 25 años, ¡la mitad de mi vida!- a pesar de los relativos obstáculos de la vida. Siempre podremos ser más amigos y vernos para comer y platicar y visitarnos con mayor frecuencia. Así es la duermevela.


También me encanta porque me permite conmoverme, suspenderme o maravillarme con algo imprevisto, o sea, recibir una sorpresa cuando un amigo comparte conmigo lo que le acaece en su duermevela. Quién me diría cosas tan lindas si no fuera por ese lugar entre el sueño y la vigilia, me pregunto yo. Quién me podría confortar un poco el corazón...

sábado, 23 de febrero de 2013

Concierto

El viento entra violento
     A través del mosquitero
          Levantando la persiana

Que queda suspendida
     En el aire
          Temblando

Las láminas chocan entre sí y
     La gata abandona la alcoba
          Asustada con tanto alboroto

viernes, 22 de febrero de 2013

miércoles, 20 de febrero de 2013

Tríptico


El asfalto ardiente del mediodía evapora la luna.
.
Las jacarandas me llenan de gozo.
.
Y la basura se pudre en bolsas de plástico sobre la acera.

lunes, 18 de febrero de 2013

Adiós

Tres vocales y dos consonantes: una despedida con sabor a final. Parece increíble. Liberador, quizá, si se mira bien. La RAE simplemente declara que se trata de una interjección usada para despedirse. Pero el verbo en cuestión resulta más rico en posibilidades.

Despedir puede significar "soltar, desprender o arrojar algo"; el primero de estos me gusta: "dejar ir o dar libertad". Despedir también es "dicho de una persona, apartar de sí a alguien que le es gravoso o molesto" (doloroso, añadiría yo). O "acompañar durante algún rato por obsequio a quien sale de una casa o un pueblo, o emprende un viaje", que lo aleja del camino que compartió en algún momento con nosotros, tal vez. Y al final del viaje se podría "hacer o decir alguna expresión de afecto o cortesía para separarse de alguien" y "renunciar a la esperanza de poseer o alcanzar algo".

Todo esto es decir adiós.

Hace un par de días me despedí, pues, de quien fuera una amiga muy cercana durante un par de años, quizá un poco más. Coincidimos en una reunión con otras mujeres y ni chance tuve de decirle nada, pues su mirada me evitó todo el tiempo y al final, salió corriendo para evitar -una vez más- cualquier tipo de contacto. Y, sí, me dio tristeza, me despertó nostalgia, me dejó sintiéndome vulnerable y aliviada, recordando -una vez más- que todo en esta vida es impermanente, pasajero, efímero y nuestro mayor sufrimiento surge de vivirlo como si no lo fuera.

Para cerrar su entrada sobre el vocablo que dio pie a esta reflexión, el diccionario hace referencia a la expresión "y adiós, muy buenas", "expresión coloquial usada para indicar que algo ha concluido o se ha rechazado", es decir, que incluye el sentido de terminante, como mi despedida. Sin que esto sirva de impedimento, el cariño que le tuve, que nos tuvimos, quedará siempre en algún lugar de mi corazón. Ojalá ella encuentre la felicidad y esté libre de sufrimiento.

viernes, 15 de febrero de 2013

Purple trees were blooming last time you were here
This year they have barely begun
They seem shy and cautious
Maybe as we are about meeting again...

lunes, 11 de febrero de 2013

El viento
Mueve la cortina
Baila con las hojas secas
Me refresca el rostro
Y no se ve 
El viento

domingo, 10 de febrero de 2013

Invitado: Dzigar Kongtrul Rinpoché


The pain of opening is much less than the pain of closing down further and further.



*


El dolor de abrirse es mucho menor que el dolor de cerrarse más y más.


(Traducción de Adela Iglesias)

sábado, 9 de febrero de 2013


love poem 3

Thinking of you
I look inside my heart
Thinking of me
I go to the guru for guidance
Thinking of love
His instructions are

Enjoy and let go
Let go of the grasping
Don't cling to the concept of love
Enjoy the sweetness of a flower

Thinking of you
I invite us
To a fresh and clear moment of sharing
We only have today to enjoy
Yesterday is gone
Tomorrow has not yet been born

jueves, 7 de febrero de 2013

Invitado: David Whyte

To confess is to declare oneself ready for a more courageous road, one in which a previously defended identity might not only be shorn away, but be seen to have been irrelevant, a distraction, a working delusion that kept us busy over the years and held us unaccountable to the real question.

*

Confesar es declararse uno mismo listo para un camino más audaz, uno en el que una identidad previamente defendida podría no solo segarse, sino verse como irrelevante, una distracción, una ilusión operativa que nos mantuvo ocupados a través de los años y nos permitió no hacernos responsables de la cuestión verdadera.

(Traducción de Adela Iglesias)

sábado, 2 de febrero de 2013

Final de enero

Un pino, más bien un trozo de pino, seco, marchito, inservible una vez que las fiestas terminaron, espera que el carro de la basura se lo lleve. Mientras tanto, una parvada de golondrinas vuela en círculos sobre la calle, olas de pájaros haciendo espirales. Luego se posan una junta a otra, unas enfrente de otras, sobre los cables de luz, o de teléfono o sobre meros alambres. Repiten el ritual un par de veces.

El árbol me entristece.
Las golondrinas me hipnotizan. Me alegran.