miércoles, 28 de septiembre de 2016

Víspera de San Miguel 2


Hoy en la víspera de San Miguel, como todos los años, siguiendo la tradición que me enseñara mi abuela Rosa, protejo mi casa y mi coche con sendas cruces de pericón por aquello de que el chamuco anda suelto esta noche. (Pareciera que el chamuco se ha aliado un poco con el mono que rige este año según los chinos y tibetanos, así que no sobra la protección.).

Hoy aprovecho también para agradecer que con todo y el accidente del sábado pasado, las cosas hayan ido fluyendo de tal forma que Santiago esté bien después de la operación de clavícula fracturada y que hayamos contado con el apoyo y cariño de tanta gente. Y hago la aspiración de que los días que nos quedan por delante (de tratamiento y recuperación) nos permitan seguir practicando a ambos la paciencia y la compasión y acompañarnos en el camino como siempre lo hemos hecho.

Aquí la nueva cruz en la reja de entrada a nuestra casa (y Santiago con cabestrillo e inmovilizador de hombro, a punto de salir a dar una caminadita al sol, la primera después de la intervención del domingo pasado).




Y acá, la cruz nueva en el coche, junto a su contraparte del año pasado que cumplió cabalmente su función y hoy se toma ya un merecido descanso:





Que encontremos todos en Morelos, en México, en el mundo, el camino de la tolerancia y la felicidad y trascendamos el sufrimiento.

viernes, 23 de septiembre de 2016

:d:i:s:e:ñ:o: :s:o:r:p:r:e:n:d:e:n:t:e:




Antes de entrar a dar clase con noveno (tercero de secundaria), al final de la escalera, junto a la puerta del "laboratorio", me encontré esta preciosa mariposa. Entré al salón, dejé mis cosas, saqué mi cámara y les dije a mis alumnos que me dieran dos segundos para hacer una foto. Alguno se quiso pasar de listo y colarse en la imagen, pero no le salió. Supongo que también les deben parecer sorprendentes algunas de las puntadas de su "miss" de español. Entre otras cosas, he logrado que, cuando menos en mi clase o si ando cerca, no maten animales como este, aunque a veces el instinto (o el hábito más bien) está a punto de ganarles.

Eso sí, una de mis alumnas me pidió que la etiquetara cuando subiera la foto a Facebook. Ella me correspondió dándole "like" y comentándola.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Pequeño diálogo en el cine


Estamos Santiago y yo en el mostrador de la dulcería del cine preparándonos para entrar a ver una peli más del ciclo francés. Yo vengo de cortarme el pelo y él no tuvo tiempo ni de comer antes de la función. Mientras él adereza su hot dog, yo guardo mi cambio y le digo al joven (sí, joven) que me atendió que si quiere llame a la siguiente persona, que no tardo en irme. Entonces él se me queda viendo, con una sonrisa franca:

—Me agrada su corte.

—Gracias —le digo más sorprendida que halagada—. Qué bueno que me lo dice (sí, creo que le contesté de usted, sabrá dios por qué). Vengo de hacérmelo.

—Le queda muy bien —me dice mientras sigue sonriendo.

—Pues me ha hecho usted la tarde. Gracias —le contesto, sonriendo también y de muy buen humor.

Mientras Santiago y yo vamos entrando a la sala, radiante le digo: "Me acaba de pasar algo genial" y le cuento mi conversación con el joven (sí, joven) que nos vendió las palomitas.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

C O M P A S I Ó N


Hoy, en el Día Internacional por la Paz, unas palabras de mi maestro, Dzogchen Ponlop Rinpoché:




La compasión...


viene con un sentido de compromiso a actuar, no solo sentir. Te saca del aislamiento emocional y te lleva al mundo gozoso y desordenado de las relaciones.





Traducción al español, mía.




.......70.......




Fuimos amigas y dejamos de serlo. Ya no importa por qué.

Hoy cumples 70 años y te celebro. De lejos. Con cariño. 

Suelto cualquier pendiente que hubiera quedado entre nosotras, aun la nostalgia que a veces recordarte me despierta.



Te deseo que seas feliz y estés libre de sufrimiento y te dejo unas flores que quizás te gustarían:



martes, 20 de septiembre de 2016

Invitada: Jetsunma Tenzin Palmo


Ya sea que estemos o no en retiro o activos en el mundo, nos llevamos nuestra mente con nosotros. Nuestros cuerpos podrían estar en la cueva o en el mercado, pero el punto crucial es: ¿Dónde está la mente? Necesitamos cultivar una conciencia abierta en todas las circunstancias. Así que estar en retiro nos puede ayudar a desarrollar esta conciencia de oro que luego se refina en el crisol de la vida diaria.

















Original en inglés, aquí.
Traduccion al español e imagen, mías.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Tres noches


Antenoche, una lluvia torrencial, sin rayos ni sobresaltos.
Solo cortinas de agua, en la oscuridad, limpiando el aire de ti, de él, de todo.
Tras de sí, frescor y olvido.

Anoche, tormenta de truenos. De los que abren el cielo y el pecho en dos, en mil.
Un desgarramiento inquietante.
Al final, de nuevo la lluvia y la promesa de una mañana recién nacida.

Quién sabe lo que esta noche depare.
Quizá cerrar la ventana para que el viento no eche todo a volar.
Pero no del todo.

Siempre una rendija abierta para que entre el aire nuevo.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

.s.i.n. .t.u. .l.a.t.i.d.o.



Amándote, me atraganté

  
Amándote, me atraganté
Las nubes atlánticas, arcada en mi garganta
Buscaba esa luz que me hace existir
Como a la telaraña el rayo del sol

Me perdí, confundida con la brisa nueva del amanecer
Me perdí, enredada entre tus brazos y tu sexo
Me perdí bebiéndote, olvidándome de mí
Odiándote, me atraganté

Hoy, a tientas, sin aliento casi
Tanteo la forma de existir
Sin ti
Más allá de ti
A pesar de ti

lunes, 12 de septiembre de 2016

Invitado: Dzongsar Khyentse Rinpoché


En general, los seres humanos prefieren encajar en la sociedad, siguiendo las reglas aceptadas de etiqueta y siendo gentiles, educados y respetuosos. La ironía es que esta es también la forma en que la mayor parte de la gente imagina que debería de comportarse una persona espiritual. Cuando vemos que un presunto practicante del dharma se porta mal, movemos la cabeza con desaprobación ante su audacia de presentarse como un seguidor del Buda. Sin embargo, es mejor evitar tales juicios porque "encajar" no es lo que un practicante genuino del dharma se esfuerza por lograr.

Piensa en Tilopa, por ejemplo. Se veía tan estrafalario que si se presentara hoy en el umbral de tu puerta, seguramente te rehusarías a dejarlo entrar. Y tendrías razón. Lo más probable es que estuviera completamente desnudo; con suerte, podría traer puesto algún tipo de taparrabos; su pelo jamás habría conocido el champú, y asomándose por su boca, alcanzarías a ver la cola temblorosa de un pez vivo. ¿Cuál sería tu juicio moral de un ser así? "¡Él! ¡Un budista!" Así es como funciona nuestra mente teísta, moralista y crítica. Por supuesto, que la moralidad no tiene nada de malo, pero el punto de la práctica espiritual, de acuerdo a las enseñanzas del Vajrayana, es ir más allá de todos nuestros conceptos, incluyendo aquellos de moralidad.



Original en inglés, aquí.
Traducción al español, mía.

viernes, 9 de septiembre de 2016

sueño 8.


Creerás que anoche volví a soñar que nos casábamos. Ahora, en Tepoztlán.

Desperté a media madrugada y supe, entonces, que había sido solo un sueño más. (Me debatí un instante entre quedarme en la cama para seguir soñando o ir al baño. Opté por lo segundo. Caminé entre azul y buenas noches, con tierrita en los ojos y tierrita en el corazón. Volví a la cama cuando el lazo con el deseo se había roto.)

Ya no sé quién es más necio, si mi inconsciente o yo. Pero hoy pude reírme de ambos, después de rozar y soltar una punzada, ligera, de nostalgia.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Anoche


Salí al balcón a colgar ropa. Y descubrí la luna a medio camino (no sé si creciendo o menguando) sobre el cielo oscuro. Corrí por la cámara. Hace mucho que no la fotografío, pensé. Cuando volví, se había escondido tras un nube. Quedaba un mínimo resplandor. En la foto solo salió una raya de luz de alguna lámpara que aprovechó la ocasión.




miércoles, 7 de septiembre de 2016

Ya lo decía Calderón


Estoy en un taller de poesía los lunes. El lunes pasado no pude ir. Anoche lo soñé. Era y no era el taller. El maestro era maestra y también danzábamos. El espacio era una mezcla de una antigua plaza medieval europea y Nueva York. Todos habíamos escrito algún poema. Los leíamos. (Me pregunto si mi inconsciente los escribió todos o si se me colaron otros en el inconsciente.)

Despierto con los pitidos del agente de tránsito que regula el paso de los coches (la feria empezó hace unos días). Trato de no olvidarme del sueño. Pero se va evaporando, rápido, como el sereno cuando sale el sol.

martes, 6 de septiembre de 2016

Tres ventanas


*

Una ventana
Abierta
De madrugada
Deja pasar la brisa nueva del amanecer
Yacemos juntos
Tú me amas
Y Aparezco

*

Una ventana
Olvidada
Hace una vida
Llena mi garganta de nubes atlánticas
Tú me abandonas
Y en la soledad
Desaparezco

*

Una ventana
Entreabierta
En mi estudio
Me abriga del sol entre sombras azules
Mi gata mira el mundo
Empiezo a despertar y
Reaparezco

lunes, 5 de septiembre de 2016

i.n.s.e.c.t.o


¡Qué bichos más fascinantes estos! Porque supongo que este ser que me encontré en el jardín de mi consultorio el sábado pasado cumple cabalmente con la descripción de un insecto: cuerpo dividido en cabeza, tórax y abdomen; un par de antenas y tres de patas —eso seguro—. Lo de la respiración traqueal está más allá de mis posibilidades y supongo que tendría alas, aunque no llegué a verlo volar.





Este ostentaba, además, esa suerte de membranas coloridas y translúcidas en las patas traseras. Sin duda, un espécimen digno de la imaginación más creativa.

viernes, 2 de septiembre de 2016

A la tercera...


...va la vencida, dice el refrán. Y el Refranero multilingüe del Centro Virtual Cervantes lo explica aquí, con todo y ejemplo tomado de La Celestina. Yo recuerdo haberlo usado desde siempre y, curiosamente, la frase me trae a la memoria ecos de una lejanísima relación con mi hermano, aunque los detalles se quedan borrados.

Más que un refrán, la frase es una especie de conjuro: ya sea después del segundo intento, como una aspiración de alcanzar el éxito en el que sigue, o después del tercero, como celebración de haberlo logrado. Quizá se trate simplemente de un intento más de creer que tenemos el control sobre el mundo que nos rodea, tanto cuando conseguimos lo que queremos como cuando no. Y sirve también como justificación para darnos por vencidos, o decidir aprovechar nuestro tiempo en otra cosa.

Yo hace tres días me encontré un bicho genial en la albahaca que mis vecinos del primer piso tienen en su balcón, muy al alcance de mi cámara. Santiago dijo que era un chapulín de colores y yo, claro, traté de fotografiarlo. Aquí el primer intento:












Cuando descubrí que había fallado, fui a por el segundo:



Y cuando me di cuenta que aún no lograba que el bicho saliera enfocado, lo intenté una tercera vez, sorprendida además de que el insecto en cuestión siguiera en la misma planta al tercer día (debe ser su casa, digo yo). Y entonces lo logré:

Grillo no parece y mis conocimientos entomológicos son muy rupestres, pero sin duda es un espécimen atractivo, que además, me confirmó la ilusión de que, a veces, la tercera es la vencida.

jueves, 1 de septiembre de 2016

TBT


Yo no soy muy de siglas y abreviaturas porque en general no tengo idea de qué quieren decir y, aunque no soy ajena a las redes sociales, sí soy medio impermeable a las etiquetas que en ellas se usan. Pero a base de verla una y otra vez, aprendí que TBT equivale a Throwback Thursday (algo así como Jueves de reminiscencia). Leyendo un poco más me enteré de que nació en Instagram, que de ahí migró a Facebook y a Twitter, e incluso que se rige por una serie de reglas, más o menos flexibles (supongo). La principal, me parece, es el toque nostálgico de la imagen.

Y hoy se me cruzó esta de hace casi 7 años y medio, a propósito del tema "charro" para el cual no contaba con ninguna foto ad hoc. Entonces me encontré con mis hermosas sobrinas barcelonesas montadas a caballo en el rancho de la tía Marisa. Hoy ya no son tan pequeñas, pero siguen siendo hermosas.


Mariona y Laia, Xantepa, abril de 2009