lunes, 29 de noviembre de 2010

Huérfana

"Falta de algo, especialmente de amparo." O sea, yo cuando me siento huérfana (lo cual sucede con menos frecuencia que hace unos años, pero con la misma intensidad desde que tengo uso de razón) tengo una sensación de vulnerabilidad, de desprotección, de desvalimiento, de indefensión. Me asusto y siento que no puedo. Ahora puedo reconocer que en ese hueco se esconde también la fuerza para volver a reptar hasta la superficie y erguirme otra vez.

"Dicho de una persona de menor edad: A quien se le ha muerto el padre y la madre o uno de los dos, especialmente el padre." ¿Y por qué especialmente el padre? ¿Porque es el proveedor? ¿Y no será peor quedar huérfano de madre, de ese (supuesto) amor incondicional que se vive (supuestamente) una sola vez en la vida? ¿Y por qué de menor edad? ¿Y por qué cuando se nos ha muerto algún progenitor o ambos? Yo me sentí huérfana siempre y mi padre murió hace doce años y mi madre hace apenas (¿apenas?) siete. Lo que sucede es que mi madre sí fue una huérfana "temprana" como dirían algunos: Su madre, es decir mi abuela (en cuyo honor me llamo como me llamo) murió cuando ella contaba con tan solo siete años. Y parece que la condición de orfandad es hereditaria, si uno no se da cuenta a tiempo y la afronta y hace las paces con ella. Creo que mi madre no se daba cuenta cabal de que yo era un ser separado de ella y entonces, yo era tan huérfana como ella, tan poco merecedora del amor meternal como ella lo había sido, tan poco querible, tan fácilmente despreciable.

"Dicho de una persona: A quien se le han muerto los hijos." Sólo puedo imaginar ese hueco interno llevado a su máxima expresión, al nivel de impotencia total, de querer saltar de un octavo piso, de no entender. (Y este es el giro "poético" de la palabra, dice el diccionario...)

¿Y cuando una, bueno yo, me siento otra vez chiquita cuando ya se supone que soy una mujer hecha y derecha, como decía mi abuela? Supongo que se trata de una orfandad que se actualiza en diferentes momentos de la vida, como la pérdida, como la muerte, como el momento en que nos perderemos a nosotros mismos y seremos (o no seremos) sólo ese hoyo, que es vacío, sí, y que es alivio, liberación, apertura...

lunes, 15 de noviembre de 2010

Cazahuate

Explosión de flores blancas
Alimento de guerreros
*
Sobre un suelo casi seco
Rodeado de colibrís
para néstor, que me contó la historia de estos árboles

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Anoche la luna se despertó amarilla. Me sorprendió, como si nunca la hubiera visto así. Cada momento es el primero, me dices, fresco y recién hecho. La luna de hoy no es la de ayer. Es siempre nueva, como yo, como tú, como el sol. Las etiquetas y los conceptos son máscaras que opacan el instante, siempre claro, como tu mirada, como tu sonrisa.
para KTGR

martes, 9 de noviembre de 2010

lunes, 8 de noviembre de 2010

Amistad 10

Cuando el llanto me dio un respiro, me di cuenta de mis expectativas. Cuando pude afrontarlas, las empecé a soltar, con el profundo dolor de reconocer ese anhelo tantas veces perseguido en el lugar equivocado. Entonces te vi con más claridad. Pude ser más genuina y encontrarte de nuevo, confiándote mi vulnerabilidad, pidiéndote un abrazo. Ahora te vuelvo a dar las gracias.

It's been a year...

con Alberto Caeiro

Quem me dera que eu fosse a chuva da noite
Que pode chorar sin ser vista...

sábado, 6 de noviembre de 2010

Soledad

La Real Academia propone seis acepciones para esta palabra. La menos desoladora tiene que ver con una tonada andaluza de carácter melancólico, así que vaya usted a saber cómo terminaría uno después de escuchar la copla que se canta con esa música o de bailar la danza que la acompaña (ambas llamadas también "soledad"). Ahora que si de bailar se trata, llorar al mismo tiempo no es tan fácil.

En un sentido más llano, se trata simplemente de la carencia voluntaria o involuntaria de compañía. Claro que cuando es voluntaria duele menos, a veces. O quizás, si es involuntaria, corremos con la suerte de ni siquiera darnos cuenta.

Aquello del pesar y melancolía por la ausencia, muerte o pérdida de algo o alguien ya es el colmo del azote.

Hoy me quedo con la desnudez del lugar desierto, de la tierra no habitada. Después de pasar el día llorando, así me siento: vacía.

jueves, 4 de noviembre de 2010

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Una nube en forma de anguila recorre el cielo de la mañana. La tormenta de anoche, sorpresiva y fugaz, llenó el aire con olor a tierra mojada, fresco, prometedor, fugaz...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Invitado: Dzogchen Ponlop Rinpoche

Love is when you are thinking... "How can I make you happy?"
Attachment is when you are thinking... "Why aren't you making me happy?"
Mientras seamos amigas,
veremos los manchones magenta a la orilla de una carretera.
Mientras seamos amigas,
el olor a café rondará nuestras pláticas.
Mientras seamos amigas,
seguiremos compartiendo lo indispensable y lo banal.

Y cuando la vida o la muerte nos lleven por rumbos distintos,
seremos amigas en las flores azules de la época de secas,
en cada corte de pelo, y en la tristeza dulce de un anochecer.

para linda