lunes, 10 de marzo de 2014

planta del amor 2




para Santiago y para Javier, amores de siempre

Hace casi dos años, conté aquí la historia de esta planta del amor. Ayer que andaba por casa reponiéndome de un día de migraña, vi que, como cada año desde hace varios, volvía a florecer. Y como cada año, me volvió a sorprender. Hoy celebra conmigo los amores de mi vida, mi hijo, mis amigos, las hermanas que he ido haciendo en el camino -más allá de los lazos de sangre- y hoy, también, festejamos la planta y yo el reencuentro con el primer amor (anterior incluso a la llegada de ella), presente otra vez, milagro tan inesperado como anhelado, como las flores. Qué fortuna, reitero, que ellas no solo no me dejen olvidar, sino que sean cómplices para seguir agradeciendo...

para Ma. Eugenia, que bautizó la planta y que ha sido compañía amorosa, siempre también

1 comentario:

  1. E-mo-cio-nan-te... como siempre... la emotividad a flor de piel y las palabras las justas, ni una más... y me gusta saber que la planta también festeja nuestro (tuyo y mío) reencuentro....

    ResponderEliminar