miércoles, 17 de septiembre de 2014

Invitado: Dzigar Kongtrul Rinpoché



¿Cómo podemos mantener nuestro amor hacia nuestros seres queridos fresco, vivo y puro? Reflexiona sobre ti mismo y localiza, en el amor que sientes por los demás, tu propia centralización en el yo. No la juzgues cuando la encuentres, pero deja que quede expuesta ante tu propia conciencia, y luego lentamente suéltala y trata de ver en los otros las cualidades que verdaderamente amas y atesoras. Ve qué tan enriquecedor es el amor para ti en tu propia vida, y aprecia a esa persona desde ese lugar, ve qué alegría tan grande es para ti extender el amor y el cuidado, en especial cuando está libre de expectativas y de segundas intenciones. Vuelve a esto una y otra vez. Es importante poder localizar e identificar el amor y la centralización en el propio yo, y luego soltar la centralización en el yo y mantener el amor y hacerlo verdadero. Así es cómo nuestro amor por los demás se mantiene genuino, puro y duradero.


De las enseñanzas del pasado fin de semana en la shedra.
Original en inglés, aquí.
Traducción al español, mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario