jueves, 11 de septiembre de 2014

Invitado: Mingyur Rinpoché


Un acercamiento más constructivo a las emociones negativas, similar al trabajo con los pensamientos negativos, es simplemente descansar tu atención en la emoción misma y no en su objeto. Solo observa la emoción sin analizarla intelectualmente. No intentes aferrarte a ella y no intentes bloquearla. Solo obsérvala. Cuando haces esto, la emoción no parecerá ni tan grande ni tan poderosa como al principio.



Original en inglés y fuente, aquí.
Traducción al español, mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario