domingo, 5 de octubre de 2014

Invitado: Karmapa 17





Es claro que las fallas nunca radican exclusivamente en un lado de una relación. Si de verdad queremos forjar relaciones que funcionen, tenemos que reconocer también nuestras propias actitudes imperfectas y trabajar con ellas. Cuando nos comprometemos a identificar nuestros propios defectos y a transformar nuestra propia mente, entonces y solo entonces son posibles las relaciones sanas.


Original en inglés, aquí.
Traducción al español, mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario