sábado, 29 de noviembre de 2014

Invitada: Ayya Khema






A la comprensión de dónde proviene nuestro dukkha [sufrimiento, insatisfacción] debe seguirle el entendimiento de que el disgusto hacia él no hará que desaparezca; solo soltar el deseo hace que dukkha desaparezca, lo cual significa aceptación inequívoca. Aceptarse a uno mismo redunda en ser capaz de aceptar a los demás. La dificultad con otras personas es que nos presentan un espejo en el cual podemos ver nuestros propios errores. Qué útil es tener un espejo semejante. Cuando vivimos con otros, podemos vernos a nosotros mismos como si fuera una imagen especular y eventualmente aprendemos a estar juntos como la leche con el agua, que se mezclan por completo. Es responsabilidad de cada uno de nosotros mezclarnos; si esperamos a que los demás lo hagan, no estamos practicando. Esta es una empresa difícil, pero también una muy importante.


Original en inglés y fuente, aquí.
Traducción al español, mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario