viernes, 23 de enero de 2015

Un momento hace un año


Él (vía chat de feisbuc): ¿Y si te llamo?

A ella le emocionó la propuesta y le dio miedo. Hacía 19 años que habían intercambiado voces por última vez, primero usando el teléfono, luego en persona y luego otra vez solo en voz. Él estaba convencido de que aquel sería su último encuentro. Ella ni lo pensó.

Ella (vía chat de feisbuc):  Sale. Llama...

El corazón le hizo una maroma cuando sonó el teléfono. Pero en cuanto escuchó la voz de él, nervioso también, supo que era su hogar.


Hoy, 365 días después, ella se pregunta cómo hacer para dejar de amar. Y, para su sorpresa, se responde que quizá no se trate de dejar de amar, sino de hacerlo de manera más abierta, menos condicionada, menos limitada por las expectativas, como se ama un atardecer o el ronroneo de una gata o un helado de menta con chispas.

2 comentarios:

  1. Creo que se trata de amar "como se ama un atardecer", pero también de seguir adelante, explorando todas las posibilidades que la vida nos da....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé y estoy en ello, aunque unos días me sale mejor que otros...

      Eliminar