martes, 17 de febrero de 2015

sorpresa


Poco inspirada la RAE para describir la palabra, así que no queda más que irse a por el verbo, o sea, sorprender:

2. tr. Conmover, suspender o maravillar con algo imprevisto, raro o incomprensible. U. t. c. prnl.

Menos mal que aún me sucede: Esta mañana, con una violeta que planté ya no me acuerdo cuándo y se llenó de hojas —sospecho que son varias plantas en realidad—, pero no había echado flores hasta hoy (o fue entonces cuando descubrí la primera). Ni sabía de qué color serían ni me acuerdo quién me regaló la hoja madre. Pero eso sí, qué feliz que me hace ver esta primera flor de dos colores. A pesar de lo que pueda estar sintiendo estos días en lo profundo de mi corazón, qué alivio que siempre quede algún espacio para la sorpresa y para la alegría.



No hay comentarios:

Publicar un comentario