sábado, 18 de abril de 2015


Junto los pedazos de mi vida y les hago un hilván, suelto y espacioso. En breve volverán a desprenderse, a quedar esparcidos por ahí. Pero por un instante, o dos, tendré la ilusión de haber encontrado un poco de orden y sentido. Retomaré el aliento y cuando la costura ceda, la inquietud será más suave, mucho más llevadera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario