martes, 5 de mayo de 2015

cinco de mayo


Hoy es el aniversario de bodas de mis papás. Aunque ellos ya no estén para celebrarlo, yo lo hago en su nombre como cada año (o por lo menos los recuerdo). El año pasado fue algo diferente: En esta fecha pensé en ellos, pero no escribí nada al respecto porque parecía que el quinto día del quinto mes iba a adquirir también un significado especial en mi historia personal y lo recibí llegando al Viejo Continente, a la capital española, como consta en esta foto de la madrileña estación de Atocha tomada hace exactamente 365 días (casi con horas y minutos exactos), de camino al Museo Reina Sofía:



Doce meses más tarde, el solo sentido que permanece es el del recuerdo, a veces tan brillante como el sol de mayo en Madrid, otras más sombrío, pero hoy, sin duda, en el camino de seguir soltando y seguir soltando... Y el cinco de mayo volverá a ser simplemente el aniversario de bodas de mis papás (53 años habrían sido esta vez) y, curiosamente, una fecha icónica en el calendario patrio de los mexicanos-americanos (hoy me enteré que el General Ignacio Zaragoza era originario de Texas) o un pretexto para beber cerveza mexicana, según sea el caso...

En fin, aquí unas flores y mi cariño todo para mis festejados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario