miércoles, 11 de noviembre de 2015

/ encuadre / holandés /




la ventana del salón reflejada en la pantalla de una computadora


Y esto es un encuadre holandés: la imagen que resulta  cuando se inclina la cámara aproximadamente 45º grados. Hasta hace unos cuanto días, no tenía yo ni idea de su existencia. (Aquí se puede leer más sobre el término.) Anteayer estaba en clase, corrigiendo el texto de una alumna, cuando me encontré con esta imagen y recordé lo que recién había descubierto.

También recordé que una de las primera fotos que tomé, de niña, hace muchísimos años, en el jardín de un amigo alemán de mis papás acá en Cuernavaca, fue la de un rosal, con una sola rosa muy roja sobre el fondo verde del jardín. Entonces incliné la cámara (una instamatic de Kodak) sin razón aparente, porque sí. El revelado mostró una rosa que rompía con el plano vertical tradicional y mi padre hizo algún comentario sobre cómo había quedado chueca la imagen. Yo dejé de experimentar durante varios años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario