viernes, 4 de diciembre de 2015

Invitado: Roger Cohen


Parece que, a medida que envejecemos, nos acecha menos lo que hemos hecho que lo que hemos dejado de hacer, ya sea por falta de valor, o falta de atención, o una disposición insuficiente para lanzar la cautela al viento. El amor imposible abandonado, el ademán no hecho, el viaje despreocupado que no tomamos, la despedida que no debió ser — estas quimeras siempre invocan.


Fragmento de un artículo en inglés disponible aquí.
Traducción al español e imagen, mías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario