viernes, 5 de febrero de 2016

aniversario de bodas


para Santiago, lo mejor de esta celebración

Yo me casé un 5 de febrero, Día de la Constitución (de "nuestra constitución", decía él), de 1994. O sea, si hoy lo celebrara, serían 22 años. Nosotros solo llegamos a celebrar 9 aniversarios. Después vino la separación.

Hacía muchos años que no recordaba este día. Quizá sí lo hice, pero fugazmente, como que no quiere la cosa. Hoy lo recuerdo con gusto y con nostalgia, más lo primero que lo segundo.

Hoy recuerdo a Adrián y los años que pasamos juntos y el cariño que nos tuvimos. En el mueble donde está la computadora desde la cual escribo, todavía quedan restos de un masking tape que alguna vez pegué con su letra llamándome "amor de mi vida". Él también lo fue de la mía. Y entre los dos tuvimos al gran amor de la vida de ambos, nuestro hijo.

Así que con ese cariño recobrado, con agradecimiento y con la aspiración profunda de que donde quiera que esté haya encontrado la felicidad y se haya liberado del sufrimiento, le dejo/nos dejo hoy estas palabras-recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario