miércoles, 9 de marzo de 2016

Invitado: Dilgo Khyentse Rinpoché


Un practicante del dharma debería de ser capaz de lidiar con todas las circunstancias posibles, sin ponerse eufórico por lo bueno, ni lanzarse a la desesperación por lo malo. En cualquier caso, libre de expectación y duda, uno debería de recordar al guru. La felicidad y la tristeza, el gozo y el sufrimiento, aunque no son nada en sí mismos, pueden convertirse ya sea en una ayuda o en un obstáculo para el camino.


Original en inglés y fuente, aquí.
Traducción al español e imagen, mías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario