sábado, 10 de diciembre de 2016

Otoño 6


Quién me iba a decir que en este mismo año tendría yo una probada del otro otoño, ese de más al norte y al otro lado del Atlántico, ese que ya Berna me había dicho que era tan distinto al que describía yo aquí hace un mes y pico.

Y lo probé en Madrid. Y me enamoré, del otoño y de Madrid. De los árboles dorados, de las hojas rojas y cafés que caen danzando al piso, así como en las películas. De los tapetes que forman en las calles, con todo y que mezcladas con algo de lluvia pueden resultar resbaladizas.

Y me sorprendí disfrutando del frío, apenas presagiando el invierno, pero sí mucho más marcado que el de estas latitudes. Ese del cual necesitas protegerte con prendas que en Cuernavaca no usarías jamás y que te deja la cara fresca y el ánimo despierto. Ese del cual se protegen las mayoría de los sitios con calefacción. Ese que se cuela a pesar del sol y que permite pasear por el barrio de Chueca en Madrid, por ejemplo, gozando del "sol de invierno", que es luminoso, transparente, nítido y, a veces, tibio.

Aquí, esa luz casi invernal reflejada en el estanque frente al Palacio de Cristal en el Parque del Retiro, durante un paseo con Ana, amiga desde hace más de 30 años:



En la misma caminata nos encontramos con esta alfombra de hojas doradas:


Y estas otras hojas nos esperaban a la salida de la estación de tren de Villalba, en las cercanías de Madrid, cuando Joana (recién desvirtualizada amiga a quien parece que conozco de toda la vida) y yo fuimos a comer el mejor cocido del mundo a casa de Jaime, amigo hoy de carne y hueso:



Una gozada tremenda, pues, este encuentro con el otoño madrileño que me dejó fascinada y con ganas de más...

4 comentarios:

  1. Adela, el mejor cocido del mundo como poco ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres Jaime, ¿verdad? Coincido contigo. Como muy poco... mejor aun que el de mi abuela y mira que crecí comiéndolo cada martes de mi infancia en su casa... ;)

      Eliminar
  2. QUE DELICIA DE REGALO TE DIO LA VIDA ADELA QUERDA!
    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Una maravilla en este año tan movidito... Te dejo un abrazote, Shula, y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar