viernes, 9 de febrero de 2018

Invitado: Dzongsar Khyentse Rinpoché


Si no pudiéramos ser comprados con elogios ni derrotados con críticas, tendríamos una fuerza increíble. Seríamos extraordinariamente libres, no habría más esperanzas y miedos innecesarios, ni sudor, ni sangre ni reacciones emocionales. Seríamos capaces, finalmente, de practicar "Me importa un bledo". Libres de perseguir o evitar la aceptación o el rechazo de otras personas, seríamos capaces de apreciar lo que tenemos en el momento presente.























Original en inglés y fuente, aquí.
Traducción al español e imagen, mías.

2 comentarios:

  1. Mínimo hagamos el intento en el día a día. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo así, amiga, paso a paso con la práctica diaria, hasta hacer un nuevo hábito. Abrazos de vuelta.

      Eliminar