lunes, 30 de septiembre de 2013

Invitado: Robert Brault


"So often the search for happiness takes you down a familiar street, to an old address."


*

Es decir, tan a menudo la búsqueda de la felicidad te lleva a recorrer una calle familiar, hasta una vieja dirección. Eso si tienes la osadía de buscar, de volver y de encontrar, claro.

No se me había ocurrido una idea semejante, por lo menos no en palabras tan claras como las de Brault, quizá como un mero atisbo nada más. Por ello decidí compartir la cita en la red social de mi preferencia, en el "feis" pues, lo cual dio origen a un diálogo sin palabras:

Yo: [Comparto la frase como actualización de mi estado.]
Ella: [Le da "me gusta".]
Yo: [Me sorprendo tanto que pienso: "Seguro se equivocó y al rato se retracta", pero en el fondo de mi corazón aletea una emoción por el contacto, aun virtual.]

Entonces una amiga le da también "me gusta" y de inmediato la abordo vía chat para contarle lo recién sucedido, para constatar quizá que no fue un invento de mi imaginación. Empezamos a hablar de relaciones, de miedos y de expectativas. Mientras tanto vuelvo al feis:

Ella: [Le da "ya no me gusta".]
Yo: [Me entristezco al ver cumplida mi profecía. Aun así actualizo la página varias veces, reviso las noticias instantáneas, me paseo por su página y por la mía. Nada, "ya no le gusta".]

Pero le gustó, me recuerda la amiga con quien chateo. Pero me vuelve a doler y ya no quiero que me duela. Eso sí, qué capacidad de síntesis la suya: en dos clics ("me gusta" y "ya no me gusta") recreó toda nuestra relación.

Recuerdo por qué me distancié yo y me dispongo, una vez más, a buscar otra vieja dirección nueva...

No hay comentarios:

Publicar un comentario