sábado, 2 de enero de 2016

Pequeño diálogo de nochevieja


En casa del papá de ellas, con la mamá de ellas y la amiga más vieja de la mamá de ellas, preparando las cosas para recibir el año nuevo, esperando a los demás invitados y pensando que quizá solo serían las seis (ellas cuatro y las dos gatas).

La mamá de ellas posa su copa de vino, sin querer, sobre unos papeles que descansan en la mesa de la cocina.

Ella (viendo los papeles manchados y dirigiéndose a sus hijas): Uy, son unas notas de papá.

Ella (volteando a ver a una de las hijas): Dile que mamá estuvo aquí... y dejó su huella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario