lunes, 28 de marzo de 2016

Invitado: Yongey Mingyur Rinpoché


Mientras que el Buda sí enseñó que la naturaleza de la mente —de hecho, la naturaleza de todos los fenómenos— es vacuidad, no quería decir que su naturaleza estaba verdaderamente VACUA, como un vacío. Dijo que era vacuiDAD, que en lengua tibetana está compuesta de dos palabras: tongpa-nyi. La palabra tongpa significa "vacío", pero solo en el sentido de algo más allá de nuestra habilidad para percibir con nuestros sentidos y  nuestra capacidad para conceptualizar. Quizá una mejor traducción sería "inconcebible" o "innombrable." La palabra nyi, por su parte, no tiene ningún significado particular en el habla tibetana cotidiana. Pero cuando se añade a otra palabra, transmite un sentido de "posibilidad", un sentido de que cualquier cosa puede surgir, cualquier cosa puede suceder. Así que cuando los budistas hablan acerca del vacío, no nos referimos a la nada, sino más bien a un potencial ilimitado para que cualquier cosa aparezca, cambie o desaparezca.



Original en inglés y fuente, aquí.
Traducción al español e imagen, mías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario