jueves, 23 de junio de 2016


Después de la tormenta, la lluvia se mezcla con los grillos. Juntos entran por mi ventana. De noche. Me arropan mientras llega el sueño. Grillos y lluvia. Cantos húmedos. Suaves. Promesa de un amanecer más calmo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario