miércoles, 6 de julio de 2016

Invitado: Dzongsar Jamyang Khyentse Rinpoché


Como un niño en el cine, así quedamos enredados en la ilusión. De esto proviene toda nuestra vanidad, ambición e inseguridad. Nos enamoramos de las ilusiones que hemos creado y desarrollamos un orgullo excesivo en nuestra apariencia, nuestras posesiones y nuestros logros. Es como llevar puesta una máscara y pensar con orgullo que la máscara eres realmente tú.

















Original en inglés, aquí.
Traducción al español e imagen, mías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario