viernes, 4 de noviembre de 2016

Invitado: Chogyam Trungpa Rinpoché



No tener chicle es simplicidad


Supongamos que sientes una comezón en tu bolsillo, pero justo ese día no tienes ningún chicle. Deberías sentirte satisfecho; deberías sentirte aliviado. "¡Por todos los cielos, no tengo chicle! Qué bien." Una oportunidad para apreciar que se te ha presentado la simplicidad. En general, la gente habla en términos de obstáculos: "Me la pasé fatal. No tenía chicle en el bolsillo. Fue un mal día". Pero podrías cambiar por completo de perspectiva: "Qué alivio tan grande descubrir que no tenía nada de chicle en el bolsillo. Me siento bien. Simplemente solté." Puedes tener cierto aprecio de los obstáculos convirtiéndose en simplicidad. 


Original en inglés y fuente, aquí
Traducción al español, mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario