jueves, 5 de febrero de 2015

Invitado: Jonathan Carroll





En su mejor momento, el amor nos muestra una foto de nosotros mismos que nunca hemos visto antes pero nos parece muy favorecedora. En su peor momento, toma las pocas fotos que nos gustan de nosotros, las rasga haciéndolas pedacitos, y las arroja con indiferencia al aire como confeti.





Original en inglés, aquí.
Traducción al español y segunda imagen, mía.
Primera imagen, jri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario